Tendencias en el comercio derivadas de la nueva realidad social


Mucho se ha hablado, se habla y se hablará en las últimas fechas de showrooming y otras tendencias que se están produciendo al amparo de la revolución social que, llevan años, suponen la irrupción de las redes, la movilidad y tantos otros avances tecnológicos, en la comunicación, relaciones y la cotidianeidad de cada uno de nosotros.
Todo ello ha generado la aparición de auténticos fenómenos que están ya incidiendo en nuestros hábitos, y como no, en la esfera del consumo, dotan de total fuerza al axioma de “si no te subes al carro de las nuevas tecnologías, tu negocio está a punto de fallecer”, aunque suene a apocalíptico o agorero. La verdad es que ya es una realidad reconocida por todos los profesionales del marketing, y observada por cualquier transeúnte con cierta capacidad de observación y sentido común, identificar cómo son hoy las empresas, las marcas y los comerciantes quienes toman la proactividad en la búsqueda del cliente y no éste en la cacería del producto que precisan y la información que desean manejar para la toma de su decisión correcta. Por ello no me extenderé en este sentido: todo está ya hablado y muy hablado.

showrooming1
En este marco, se producen situaciones universales, que se han dado desde que el ser humano es humano y consumidor: las modas y las tendencias. cabe diferenciarlas porque en esta esfera hablamos de lo segundo, más que de lo primero, partiendo de que su diferenciación radica en su carácter:
moda: fenómeno que conlleva espontaneidad, temporalidad, un arraigo efímero….tal como aparecen o a mayor velocidad, desaparecen. Para resurgir de nuevo al cabo de unas pocas décadas, para repetir este círculo vital de corto plazo.
tendencia: su carácter es de madurez, progresividad e incrustación en nuestras vidas: la tendencia se consolida para quedarse y, si acaso, perfeccionarse en su modificación o reconvertirse hacia nuevas direcciones.
Por ello realidades como el showrooming son tendencias, en un tránsito, con respecto a lo que han sido las costumbres consumistas, hacia nuevas realidades que surgen del imperio de las redes sociales y las nuevas formas de interrelación personal.
Como veréis en a infografía que se acompaña, un poco, el tránsito que ha seguido la cosa comercial es el siguiente:
• el consumidor era quien tomaba la iniciativa y acudía al puesto de venta para descubrir, conocer, informarse y elegir el bien que deseaba adquirir, tomando su decisión in situ, como el único escenario y localización posible donde realizar tal práctica.
• Con la irrupción de internet, aparece el fenómeno del ROPO (research on line, purchase off line): el usuario recababa la información a través de la red de redes, pero realizaba la elección final y su compra en la tienda del Senyor Esteve. Se le conoce también como webrooming
• Hoy la tendencia del ROPO se invierte de forma diametral, con la aparición del Showrooming: el prosumer (el nuevo consumidor proactivo, ávido de información, ágil en el acceso a las fuentes de conocimiento y a las herramientas on line) acude al puesto físico para ver, contemplar, probar y obtener información al detalle (que incluso fotografía con su smartphone, y comparte a través del mismo dispositivo con sus amigos en Facebook, Twitter o Swipp), para terminar adquiríendo el bién en una plataforma de e-commerce a un precio mucho más reducido y con la total comodidad de no tener que desplazarse ni invertir más tiempo.
Y hoy aparece otra tipología fenomenística: el SoLoMo, basado en un perfil de prosumer absolutamente de nuestros tiempos:
• el ser social
• el ser móbil
• el ser geolocalizable
La combinación de todos estos factores crea la nueva realidad a la que los marketers, en primer lugar y de manera irrenunciable, y las empresas y/o marcas de forma estratégicamente indiscutible, han de considerar este nuevo trazo del consumidor del s.XXI, porque los datos lo avalan:
• Solo en España, más del 90% es miembro de alguna de las grandes redes sociales, donde se relaciona, comparte, comenta y opina acerca de todo…..y por tanto, también de nuestra marca, nuestro producto, nuestro servicio, nuestros precios y….nuestro peinado, incluso!!
• De ellos, más del 50% son propietarios y activos usuarios de un smartphone, con el que desarrollan toda su actividad social y……permiten ser localizados geográficamente. A por ellos: si hoy es la marca la que tiene que mostrarse proactiva en la búsqueda de potenciales clientes, desaprovechar las posibilidades de la geolocalización es un craso error!!
• Porque….en un 80% de las acciones emprendidas por los usuarios, el factor de su localización es el que influye en ellas: dicha actividad depende de dónde estemos situados ahora y para ello requerimos información. En consumo: compraremos hoy, ahora, esa prenda que llevamos tiempo pensando que hemos de adquirir si, idealmente, tenemos que desplazarnos a 8 kms de distancia, pero si recibimos un lead de una tienda a 300 mtrs con una oferta del género del que nos ocupa nuestro pensamiento, con profusión de detalle cuanto a precio, calidad y….localización de la tienda?? Incluso si es on line…..con el smartphone nos resistiremos a renunciar a ese chollo que nos ofrecen ya ahora!!!
SHOWROOMING INFO
Es por ello que hoy en día ya no cabe la figura del retailer que abomina del poder de Internet y el e.commerce, que (como el famosísimo caso del comerciante australiano que cobraba 3€ a quienes entraban en su tienda física sólo a mirar), o del comerciante que discute al proveedor que venda on line y le hace la competencia (acaso las firmas no tienen el mismo objetivo de ventas para subsistir y crecer como él mismo?), o el botiguer (tendero, en catalán) que se entristece y raya la depresión al pensar que tiene una ingente competencia en los emprendedores que se inmiscuyen en su negocio con sus propuestas de venta on line a bajo precio al no tener costes estructurales ni stocks que mantener….una vez más imaginación al poder!!!! Y la ilusión del primer día, hasta el último!!!
Y es que no hay mejor estrategia que la combinación de la presencia tradicional off line con la nueva realidad online (lo hemos apuntado muchas veces en nuestras publicaciones): hay que aprovechar las calidades y beneficios que presentan ambas modalidades e integrarlas como oferta de tu compañía en la estrategia comercial que implantes! Jamás será sustituible el buen trato, el know how y la personalización sin límite que brinda el comercio tradicional, si además sabes transferir esta cadena de valor a tu propuesta on line….el triunfo está asegurado. Y aprovechar las bondades de la tecnología, con la que obtener capacidad de llegar a públicos que hasta hoy eran imposibles por razones meramente geográficas, o por costes publicitarios etc…la segmentación, análisis y toma de decisiones que nos permite el 2.0 es de una fuerza demoledora, con lo que si lo sabemos integrar en un todo, el éxito está al alcance de tu mano!
Y este es el mensaje que hay que trasladar a nuestros clientes. Y como siempre insistimos: innovar, crear, ofrecer elementos diferenciales que nos distingan de la competencia….y más en un país donde la evolución en este sentido es siempre tan lenta. Quien visualice y aplique esto en primer lugar, conquistará la cuota de mercado que le proporcionará el liderazgo (o posiciones de relevancia en su sector), y le permitirá mitigar los iniciales efectos nocivos de las tendencias que antes apuntábamos.
Cuáles son las propuestas a aplicar para lograrlo? Infinitas, como lo es el poder de la imaginación, la creatividad y las metas deseadas…siempre integradas en un Plan realista y ejecutable. Para ello estamos los profesionales, para cubrir con nuestro saber hacer y conocimiento del medio lo que el especialista de la venta no ha podido desarrollar, y complementarlo con su conocimiento de la realidad de su mercado, su competencia y su sector, en un trabajo en comunión y total implicación. Y ahí van algunas medidas interesantes:

1. Estudia hasta que punto tu marca tiene relación con los emplazamientos físicos (¿eres una tienda o por el contrario eres un producto?)
2. Estudia la viabilidad de desarrollar tu propia aplicación móvil
3. Si no es posible busca qué otras aplicaciones te pueden ayudar: minube para turismo, coupies o zeerca si quieres ofrecer descuentos
4. Reafirma tu presencia en las redes sociales más importantes y monitoriza los comentarios que recibes: Google Places, Foursquare, Yelp…

5. Crea un plan de contenidos y mide tus resultados

6. En el caso de tener un comercio electrónico activo, podemos redirigir a los showroomersdirectamente a él, después de su consulta. Podemos ayudarles a que su experiencia de compra en la tienda sea diferente e invitarles a dejar un comentario en las redes sociales. Hacerles sentir que son lo más importante para nosotros y que no nos molesta el hecho de que estén en nuestra tienda solo “mirando”.

7. Ofrece la posibilidad de navegar por Internet en algún ordenador de nuestro establecimiento para que realice sus consultas y que pueda conectarse a nuestra wifi gratis. Podemos hacerles sentir cómodos, en su hábitat, porque de ese modo lo compartirán en sus redes sociales, haciendo check-in en FourSquare, con un mensaje en Twitter, o colgando fotos en su perfil de Facebook, Instagram o Pinterest. Hemos de convencerles con sus propias herramientas (que tienen que ser las vuestras también) de que nos compre a nosotros, a cambio de una mejor experiencia de compra 2.0.
8. -Lleva la tecnología a tu tienda off line
9. Plantéate la posibilidad de desarrollar una app mobil. Y difúndela en tu tienda off line, que se visualice, que la conozcan…publicítala en todos los canales donde encaje.
10. Crea una oferta única, adquirible sólo en tu tienda física (acuerdo con el proveedor), que complementa a tu propia oferta on line
11. Porqué no ofrecer wi-fi gratis en tu tienda…
12. Crea dinámicas dignas de ser compartidas en las RRSS: el ejemplo de una cadena de peluquerías de nuestra cartera de clientes, que ofrecía una sesión de masajes faciales gratis al cabo de un número pequeño de servicios ya adquiridos, y que fotografiaban para compartirlo en su Fan Page…
13. Una atención al cliente exquisita y….pública: personaliza a tope el servicio con imágenes con tus clientes y compártelas en las RRSS: sentirse protagonista gusta a la mayoría….incluso a los tímidos!

 

Y para tí, cuáles serían las

Mucho se ha hablado, se habla y se hablará en las últimas fechas de showrooming y otras tendencias que se están produciendo al amparo de la revolución social que, llevan años, suponen la irrupción de las redes, la movilidad y tantos otros avances tecnológicos, en la comunicación, relaciones y la cotidianeidad de cada uno de nosotros.

Todo ello ha generado la aparición de auténticos fenómenos que están ya incidiendo en nuestros hábitos, y como no, en la esfera del consumo, dotan de total fuerza al axioma de “si no te subes al carro de las nuevas tecnologías, tu negocio está a punto de fallecer”, aunque suene a apocalíptico o agorero. La verdad es que ya es una realidad reconocida por todos los profesionales del marketing, y observada por cualquier transeúnte con cierta capacidad de observación y sentido común, identificar cómo son hoy las empresas, las marcas y los comerciantes quienes toman la proactividad en la búsqueda del cliente y no éste en la cacería del producto que precisan y la información que desean manejar para la toma de su decisión correcta. Por ello no me extenderé en este sentido: todo está ya hablado y muy hablado.

En este marco, se producen situaciones universales, que se han dado desde que el ser humano es humano y consumidor: las modas y las tendencias. cabe diferenciarlas porque en esta esfera hablamos de lo segundo, más que de lo primero, partiendo de que su diferenciación radica en su carácter:

  • moda: fenómeno que conlleva espontaneidad, temporalidad, un arraigo efímero….tal como aparecen o a mayor velocidad, desaparecen. Para resurgir de nuevo al cabo de unas pocas décadas, para repetir este círculo vital de corto plazo.
  • tendencia: su carácter es de madurez, progresividad e incrustación en nuestras vidas: la tendencia se consolida para quedarse y, si acaso, perfeccionarse en su modificación o reconvertirse hacia nuevas direcciones.

Por ello realidades como el showrooming son tendencias, en un tránsito, con respecto a lo que han sido las costumbres consumistas, hacia nuevas realidades que surgen del imperio de las redes sociales y las nuevas formas de interrelación personal.

Como veréis en a infografía que se acompaña, un poco, el tránsito que ha seguido la cosa comercial es el siguiente:

  • el consumidor era quien tomaba la iniciativa y acudía al puesto de venta para descubrir, conocer, informarse y elegir el bien que deseaba adquirir, tomando su decisión in situ, como el único escenario y localización posible donde realizar tal práctica.
  • Con la irrupción de internet, aparece el fenómeno del ROPO (research on line, purchase off line): el usuario recababa la información a través de la red de redes, pero realizaba la elección final y su compra en la tienda del Senyor Esteve. Se le conoce también como webrooming
  • Hoy la tendencia del ROPO se invierte de forma diametral, con la aparición del Showrooming: el prosumer (el nuevo consumidor proactivo, ávido de información, ágil en el acceso a las fuentes de conocimiento y a las herramientas on line) acude al puesto físico para ver, contemplar, probar y obtener información al detalle (que incluso fotografía con su smartphone, y comparte a través del mismo dispositivo con sus amigos en Facebook, Twitter o Swipp), para terminar adquiríendo el bién en una plataforma de e-commerce a un precio mucho más reducido y con la total comodidad de no tener que desplazarse ni invertir más tiempo.

Y hoy aparece otra tipología fenomenística: el SoLoMo, basado en un perfil de prosumer absolutamente de nuestros tiempos:

  • el ser social
  • el ser móbil
  • el ser geolocalizable

La combinación de todos estos factores crea la nueva realidad a la que los marketers, en primer lugar y de manera irrenunciable, y las empresas y/o marcas de forma estratégicamente indiscutible, han de considerar este nuevo trazo del consumidor del s.XXI, porque los datos lo avalan:

  • Solo en España, más del 90% es miembro de alguna de las grandes redes sociales, donde se relaciona, comparte, comenta y opina acerca de todo…..y por tanto, también de nuestra marca, nuestro producto, nuestro servicio, nuestros precios y….nuestro peinado, incluso!!
  • De ellos, más del 50% son propietarios y activos usuarios de un smartphone, con el que desarrollan toda su actividad social y……permiten ser localizados geográficamente. A por ellos: si hoy es la marca la que tiene que mostrarse proactiva en la búsqueda de potenciales clientes, desaprovechar las posibilidades de la geolocalización es un craso error!!
  • Porque….en un 80% de las acciones emprendidas por los usuarios, el factor de su localización es el que influye en ellas: dicha actividad depende de dónde estemos situados ahora y para ello requerimos información. En consumo: compraremos hoy, ahora, esa prenda que llevamos tiempo pensando que hemos de adquirir si, idealmente, tenemos que desplazarnos a 8 kms de distancia, pero si recibimos un lead de una tienda a 300 mtrs con una oferta del género del que nos ocupa nuestro pensamiento, con profusión de detalle cuanto a precio, calidad y….localización de la tienda?? Incluso si es on line…..con el smartphone nos resistiremos a renunciar a ese chollo que nos ofrecen ya ahora!!!

solomo_social_local_mobile_jacques_bloch

Es por ello que hoy en día ya no cabe la figura del retailer que abomina del poder de Internet y el e.commerce, que (como el famosísimo caso del comerciante australiano que cobraba 3€ a quienes entraban en su tienda física sólo a mirar), o del comerciante que discute al proveedor que venda on line y le hace la competencia (acaso las firmas no tienen el mismo objetivo de ventas para subsistir y crecer como él mismo?), o el botiguer (tendero, en catalán) que se entristece y raya la depresión al pensar que tiene una ingente competencia en los emprendedores que se inmiscuyen en su negocio con sus propuestas de venta on line a bajo precio al no tener costes estructurales ni stocks que mantener….una vez más imaginación al poder!!!! Y la ilusión del primer día, hasta el último!!!

Y es que no hay mejor estrategia que la combinación de la presencia tradicional off line con la nueva realidad online (lo hemos apuntado muchas veces en nuestras publicaciones): hay que aprovechar las calidades y beneficios que presentan ambas modalidades e integrarlas como oferta de tu compañía en la estrategia comercial que implantes! Jamás será sustituible el buen trato, el know how y la personalización sin límite que brinda el comercio tradicional, si además sabes transferir esta cadena de valor a tu propuesta on line….el triunfo está asegurado. Y aprovechar las bondades de la tecnología, con la que obtener capacidad de llegar a públicos que hasta hoy eran imposibles por razones meramente geográficas, o por costes publicitarios etc…la segmentación, análisis y toma de decisiones que nos permite el 2.0 es de una fuerza demoledora, con lo que si lo sabemos integrar en un todo, el éxito está al alcance de tu mano!

Y este es el mensaje que hay que trasladar a nuestros clientes. Y como siempre insistimos: innovar, crear, ofrecer elementos diferenciales que nos distingan de la competencia….y más en un país donde la evolución en este sentido es siempre tan lenta. Quien visualice y aplique esto en primer lugar, conquistará la cuota de mercado que le proporcionará el liderazgo (o posiciones de relevancia en su sector), y le permitirá mitigar los iniciales efectos nocivos de las tendencias que antes apuntábamos.

Cuáles son las propuestas a aplicar para lograrlo? Infinitas, como lo es el poder de la imaginación, la creatividad y las metas deseadas…siempre integradas en un Plan realista y ejecutable. Para ello estamos los profesionales, para cubrir con nuestro saber hacer y conocimiento del medio lo que el especialista de la venta no ha podido desarrollar, y complementarlo con su conocimiento de la realidad de su mercado, su competencia y su sector, en un trabajo en comunión y total implicación. Y ahí van algunas medidas interesantes:

New-Foursquare-Map

  1. Estudia hasta que punto tu marca tiene relación con los emplazamientos físicos (¿eres una tienda o por el contrario eres un producto?)
  2. Estudia la viabilidad de desarrollar tu propia aplicación móvil
  3. Si no es posible busca qué otras aplicaciones te pueden ayudar: minube para turismo, coupies o zeerca si quieres ofrecer descuentos
  4. Reafirma tu presencia en las redes sociales más importantes y monitoriza los comentarios que recibes: Google PlacesFoursquareYelp
  5. Crea un plan de contenidos y mide tus resultados

 

  1. En el caso de tener un comercio electrónico activo, podemos redirigir a los showroomersdirectamente a él, después de su consulta. Podemos ayudarles a que su experiencia de compra en la tienda sea diferente e invitarles a dejar un comentario en las redes sociales. Hacerles sentir que son lo más importante para nosotros y que no nos molesta el hecho de que estén en nuestra tienda solo “mirando”.
  2. Ofrece la posibilidad de navegar por Internet en algún ordenador de nuestro establecimiento para que realice sus consultas y que pueda conectarse a nuestra wifi gratis. Podemos hacerles sentir cómodos, en su hábitat, porque de ese modo lo compartirán en sus redes sociales, haciendo check-in en FourSquare, con un mensaje en Twitter, o colgando fotos en su perfil de Facebook, Instagram o Pinterest. Hemos de convencerles con sus propias herramientas (que tienen que ser las vuestras también) de que nos compre a nosotros,  a cambio de una mejor experiencia de compra 2.0.
  3. -Lleva la tecnología a tu tienda off line
  4. Plantéate la posibilidad de desarrollar una app mobil. Y difúndela en tu tienda off line, que se visualice, que la conozcan…publicítala en todos los canales donde encaje.
  5. Crea una oferta única, adquirible sólo en tu tienda física (acuerdo con el proveedor), que complementa a tu propia oferta on line
  6. Porqué no ofrecer wi-fi gratis en tu tienda…
  7. Crea dinámicas dignas de ser compartidas en las RRSS: el ejemplo de una cadena de peluquerías de nuestra cartera de clientes, que ofrecía una sesión de masajes faciales gratis al cabo de un número pequeño de servicios ya adquiridos, y que fotografiaban para compartirlo en su Fan Page…
  8. Una atención al cliente exquisita y….pública: personaliza a tope el servicio con imágenes con tus clientes y compártelas en las RRSS: sentirse protagonista gusta a la mayoría….incluso a los tímidos!

Apps

Y para tí, cuáles serían las mejores propuestas?? Hablamos?

mejores propuestas?? Hablamos?

Anuncios

4 Respuestas a “Tendencias en el comercio derivadas de la nueva realidad social

  1. Creo que ha habido un problema en la transcripción, pero a pesar de ello un articulo claro y brillante. No cabe duda que el “matrimonio” off/on line es la alianza perfecta para animar hasta el más pequeño negocio! Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s